Ruta por el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila

Hoy nos hemos acercado a la Sierra de Neila, un pequeño conjunto montañoso, cerca de Burgos, cubierto de bosques centenarios de pino albar. En ella se encuentra un increíble conjunto de lagunas de origen glaciar cuya formación, como el de todas las demás, hay que buscarla en la erosión glaciar que sufrieron estas montañas durante la última glaciación: la Würm.

Dejamos los coches en el aparcamiento del refugio de las Lagunas de Neila, para subir caminando hasta el control de la carretera. En este trayecto nos encontramos con la primera laguna: la Laguna de Las Pardillas.

DSC_9801

Antes de comenzar el itinerario recomendado para este parque natural aprovechamos y nos acercamos a observar, desde abajo, la Laguna de los Patos y la Laguna Brava, pasando por sus dos refugios.

DSC_9809

Después de volver al control, comenzamos el itinerario PRC-BU 203 en sentido inverso al marcado. Ascendemos entre un espeso bosque de pinos a través de un marcado sendero por la divisoria que separa las Lagunas Larga y Negra de las Lagunas Brava y de los Patos hasta el Pico de La Campiña.

DSC_9827

Desde el mirador ubicado en este punto, se pueden observar las Sierras de la Demanda y Urbión, con sus impresionantes picos.

DSC_9839

Desde este punto, comenzamos a caminar por la cordal hasta el Pico de La Laguna, rodeando el circo glaciar de las Lagunas Larga y Negra. Se trata de una zona de pastizales de alta montaña donde normalmente soplan fuertes vientos y desde donde se divisa la Laguna Larga, en la que podemos contemplar una turbera flotante única en España.

DSC_9840

DSC_9866

En este punto nos desviamos del itinerario para acercarnos hasta el Alto de la Campiña, por encima del Valle de Valdelaguna, para descubrir la Laguna Tejera. Se encuentra situada en un espectacular circo de  escarpadas paredes y con grandes bloques de roca desprendidos, es la única de las lagunas del recorrido que vierte sus aguas a la cuenca del Duero. Todas las demás vierten al río Ebro.

DSC_9887

DSC_9878

Después de reponer fuerzas en el alto, descendemos al Valle de Valdelaguna para retomar nuestro itinerario, debajo del Pico de La Laguna, en un mirador. En este punto, hay dos variantes para llegar a la Laguna de la Cascada: una que desciende por una canal pedregosa, de menor recorrido pero mayor dificultad y otra, de trayecto más largo y sencillo, que desciende hasta alcanzar el cortafuegos, para posteriormente ascender por la ladera de Los Tejos hasta  llegar a la laguna.

DSC_9914

En nuestro caso decidimos realizar la segunda variante, discurriendo por la ladera de Los Tejos pudimos observar una gran diversidad de especies arbóreas como pinos silvestres, hayas, tejos y acebos. Algunos pinos presentan unas formas excepcionales con más de 30 metros de altura y ramajes retorcidos por el viento y las heladas.

DSC_9911

DSC_9927

Al llegar a la Laguna de la Cascada encontramos un refugio muy amplio y equipado. Desde la laguna, también podemos observar las impresionantes cascadas que le dan nombre.

DSC_9935 DSC_9941 DSC_9948

Desde aquí, tomamos la pista forestal de Rozamientos, desviándonos a mitad de senda hacia la derecha, para continuar ascendiendo, a través de pequeñas sendas de ganado y zonas de fácil caminar con grandes espacios abiertos, pocas rocas y arboles muy antiguos, hasta alcanzar un antiguo camino o vía de saca que rodea Peña Aguda para finalizar en su aparcamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s