Archivo mensual: octubre 2017

Programa “Pueblos abandonados” en Umbralejo (ii): comenzando el trabajo.

Tras la primera noche y con los primeros rayos del sol, nos hemos despertado esta mañana con ganas de darlo todo el primer día. Al ritmo  de la música nos hemos levantado y preparado para ir al desayuno en el que no faltaba de nada.

Después de desayunar hemos estado recorriendo el pueblo para poder orientarnos en días posteriores. Para ello hemos realizado una pequeña yinkana buscando los lugares más emblemáticos del lugar. Luego los hemos localizado en un mapa más grande y compartido la información con los compañeros. 

Umbralejo fue expropiado por el ICONA en 1971 y desde 1984 se encuentra integrado en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonadospromovido por los Ministerios de Agricultura, Educación y Fomento. Actualmente se haya reconstruido y se utiliza para campamentos. Las casas levantadas están hechas de pizarra y barro siguiendo el estilo de la arquitectura negra.

Una vez visto el pueblo y localizados los distintos lugares donde estaremos durante la semana nos ha tocado trabajar. Nos han dividido en cuatro tajos para realizar tareas de mantenimiento, huerto, ganadería y albañilería. 

En el tajo de mantenimiento hemos llevado a cabo labores de limpieza de las habitaciones y los lugares comunes.

En el huerto, junto a Carlos hemos recordado el ciclo de las flores. Tras esto nos ha dividido en distintos trabajos. Unos han ido al invernadero  donde han regado y recolectado los frutos que los otros compañeros han recogido de los dos huertos. Además  de recoger los frutos hemos despejado las zonas de huerto para dejarlas  listas para acolchonarlas. Ha sido un trabajo llevadero en el que hemos disfrutado de nuevos compañeros.

El grupo de albañilería hemos cavado una zanja con Chema para conseguir un espacio donde situar los tubos que se utilizarán para conducir el agua de la depuradora. Al principio hemos empezado con ganas nuestro trabajo, pero poco a poco nos íbamos sintiendo más cansados. Además, para amenizar nuestra tarea, Chema nos ha contado algunos chistes y alguna que otra historieta. Pese al cansancio hemos disfrutado mucho ayudando en la reconstruccion del pueblo.

En el grupo de ganadería con Juan Carlos hemos trabajado con animales . Unos han realizado las tareas de limpieza que han sido en mi opinión el trabajo más duro  y más desagradable y los otros han organizado las raciones de pienso y agua para cada animal. Pero me ha gustado la cercanía a los conejos, caballos, gallinas y ovejas al darles de comer y poder acariciarlos.

La tarde la hemos dedicado a la realización de talleres: apicultura con Chema, geocaching con Raúl, carpintería y cerámica son los primeros de una serie que llevaremos a cabo durante toda la semana.

Algunos se dejaron la cremallera bajada…

A última hora del día todavía nos ha dado tiempo de hacer parte del proyecto que teníamos preparado desde Valladolid: “juegos tradicionales”.

¡Un día fantástico con gran cantidad de actividades!

Anuncios

Programa “Pueblos abandonados” en Umbralejo (i): la llegada

Hoy salimos de la Plaza del Carmen rumbo a Umbralejo (Guadalajara) para disfrutar de uno de los programas más sorprendentes que podemos encontrar en educación en España: el PROGRAMA DE RECUPERACION Y REUTILIZACION DE PUEBLOS ABANDONADOS.

Se trata de un programa educativo que pretende un acercamiento a la vida rural de los jóvenes que, en su mayoría viven en entornos urbanos, brindándoles la posibilidad de comprender la necesidad de un cambio de actitudes para asegurar el equilibrio futuro del hombre con su entorno. Se contempla el trabajo en distintos ámbitos: medioambiental, salud, respeto, convivencia, recuperación cultural y recuperación física. (Página web de Ministerio de Educación, Cultura y Deportes)

Vamos a participar con un fantástico grupo formado por alumnos de 1° de bachillerato del Colegio Ntra. Sra. del Carmen junto al IES Alonso de Orozco de Oropesa (Toledo). Son sensaciones extrañas pensar que compañeros vamos a tener y disfrutar de personas de distintas procedencias.

Cuando hemos llegado nos han contado las distintas actividades a realizar así como las normas propias que tiene el programa. Nos han distribuido en las habitaciones y hemos bajado al comedor a cenar. ¡La cena era abundante y exquisita!

Antes de ir a dormir hemos estado realizando unos juegos para conocernos mejor y comenzar una pequeña amistad que proseguiremos durante toda la semana. No es tan fácil encontrarse a personas de nuestra edad de otras Comunidades para saber su cultura y compartir con ellos sus intereses e inquietudes.

Nos espera una fantástica semana.

¡Buenas noches! 

PROGRAMA DE RECUPERACIÓN Y UTILIZACIÓN EDUCATIVA DE PUEBLOS ABANDONADOS

Estimadas familias,

Os dejamos la Presentación del PROGRAMA DE RECUPERACIÓN Y UTILIZACIÓN EDUCATIVA DE PUEBLOS ABANDONADOS

p52501011

Esperamos pasar unos fantásticos días,

Un saludo

 

Subida hasta Cabaña Verónica

Viendo que no llegaban las nieves este año y a la espera de poder pisarla en breve, este fin de semana nos hemos ido al Macizo Central de Picos de Europa, a quitarnos el gusanillo de montaña y hacer una ruta que nos llevará hasta el pequeño refugio de Cabaña Verónica, gestionado por un antiguo alumno del colegio.

La salida la realizamos desde Fuente Dé,  y como nos encontrábamos con fuerzas, después de un verano relajado, decidimos no tomar el teleférico y subir “a pata” los 750 metros de desnivel de esta pared casi vertical. Desde abajo parece imposible subir por esa pared vertical, pero existen varias rutas que nos pueden llevar hasta la cumbre.

20171014_110024

Las primeros rampas parecen fáciles, perfectos para ir calentando. Este tramo es común con el de los Tornos de Liordes, el Canal de la Jenduda y el Canal del Hachero-Butron. Nosotros elegimos este ultimo para completar la subida al mirador.

20171014_110811

En el ascenso pasamos por un pequeño manantial origen del río Deva y contemplamos los restos de una antigua instalación minera y las casetas donde vivían los operarios.

Pronto el sendero se pone más vertical lo que hace que la ascensión, a través de la Canal elegida, sea realmente dura. Las vistas durante la ascensión y desde la plataforma superior del teleférico son increíbles.

Una vez arriba y después de un pequeño descanso continuamos nuestro camino hacia el refugio. El paisaje es completamente distinto. Parece que nos hayamos trasladado a otro planeta sin ninguna vegetación y completamente rocoso. La meteorización y la erosión del agua en forma de hielo y las bajas temperaturas han hecho estragos en Picos de Europa. La ascensión es menos pronunciada aunque de relativa dureza. El sendero está perfectamente marcado aunque lleno de rocas que complica nuestra subida.

Y por fin llegamos a nuestro destino: el Refugio de Cabaña Verónica. Estamos a 2325 metros de altitud debajo de Pico Tesonero.

20171014_135111

IMG-20171014-WA0018

Carlos, nuestro antiguo alumno y el responsable del refugio, nos cuenta que “Tiene una capacidad para seis plazas en literas y es propiedad de la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada. Está dotado de víveres, una cocina de gas, botiquín, una camilla especial para evacuación de accidentados y de una emisora de radio perteneciente a Protección Civil. No existe fuente de agua cercana.  Este peculiar refugio-vivac, de tan solo 9 metros cuadrados, es muy conocido entre los montañeros de Picos de Europa al ser el refugio guardado existente a mayor altura de la Península Ibérica.  Su instalación parte de una idea del ingeniero bilbaíno Conrado Sentíes y de su amigo el arquitecto Luis Pueyo, que en 1961 animaron a Julián Delgado Úbeda, presidente de la Federación Española de Montaña, a comprar una de las cúpulas antiaéreas del portaviones americano Palau, veterano de la guerra del Pacífico, que estaba siendo desguazado en la dársena de Sestao, para desmontarla, trasladarla a lomos de mulo y colocarla en este enclave pétreo y sin agua. 

Su vida aquí es bastante dura, teniendo que soportar  bajísimas temperaturas por las noches y en los meses de invierno. Aún así, le compensa esta vida en plena naturaleza y el contacto con miles de montañeros que pasan por este refugio a lo largo del año. ¡Gracias Carlos por tu hospitalidad!

La vuelta la realizamos por el mismo camino de subida  La bajada desde el mirador es bastante complicada y nos lleva el mismo tiempo que la subida.

Un nuevo reto logrado gracias a la ayuda de Los Montañeros de “El Carmen”.