Los 10000 del Soplao: más que una ruta, una aventura.

Es una de las competiciones más emblemáticas de la geografía española por su belleza y organización que se lleva a cabo en las inmediaciones de la localidad cántabra de Cabezón de la Sal. Durante una jornada, más de 10000 deportistas entre ciclistas, corredores y andarines dejamos atrás nuestras rutinas diarias y nos lanzamos a una increíble aventura en estas maravillosas tierras. Es una prueba de superación, esfuerzo y ahínco donde la clave no esta en lo entrenado, pues de nada vale la forma física si no cuentas con la ilusión por cumplir el reto.

Atrás queda el día a día, la rutina o los problemas personales; lo que nos ha traído hasta aquí es el objetivo común de conocernos a nosotros mismos, descubrir nuestros limites y disfrutar del momento con la compañía adecuada. El simple hecho de intentarlo ya supone una victoria sobre nosotros mismos y es la prueba de que estamos hechos de otra pasta. Si encima lo acabamos, la sensación es indescriptible. Se trata de disfrutar del momento, de la montaña y de las personas, sin riesgos ni contra-indicaciones, con gente sana que de verdad importa.

El ambiente respalda la jornada. Corredores y paisanos toman parte a partes iguales del evento, unos animando, otros animados, dan vida a la prueba desde el primer momento. Numerosas categorías, carreras y marchas, todas bajo el mismo título “Los 10000 del Soplao”. En nuestro caso, “Ruta a pie” con prácticamente 50 km de recorrido y más de 2200m de desnivel acumulado, recorriendo bosques y montañas de este inigualable paraje del Parque Natural de Saja Besaya.

La lluvia nos recibe a la salida. Las piernas nerviosas y expectantes se preparan para lo que está por llegar. El comienzo se retrasa unos minutos pero bajo el sonido, ya tradicional de “Thunderstruck” de AC/DC se inicia por fin la prueba. Los pelos de punta… El tramo por las calles asfaltado de un pueblo que nos anima, ya bastante acostumbrado a esta jornada, nos va sirviendo como calentamiento.

Una primera subida plagada de participantes nos situará en lo alto de Canto Redondo, desde donde vemos con perspectiva el pueblo de Cabezón de la Sal que dejamos atrás. Las vistas son excelentes y el sentimiento de que merece la pena estar aquí comienza a hacerse presente. En seguida afrontaremos el tramo más difícil, o al menos el más técnico, una bajada de 600 m de desnivel en la que una cuerda procura ayudarnos a despejar la sensación de enfrentarnos a un precipicio.

SOPLAO2017 (25)

SOPLAO2017 (14)

Una vez salvada la bajada, una pista forestal nos acerca, a través del Puente de Saja, al pueblo de Ruente donde compartimos ruta con los compañeros de la BTT.  El pueblo anima, y son esas voces de niños y ancianos las que nos hacen venirnos arriba y continuar nuestro camino.

Tras este primer punto de apoyo, y habiendo superado los primeros 10 km, nos dirigimos pista arriba hacia un monte que nos descubre a media ladera los encantos de la campa cantábrica. Y atravesando un precioso hayedo llegamos por fin al primer punto de avituallamiento. El camino hasta aquí nos ha resultado placentero y nuestras piernas no parece haber acusado demasiado el desgaste de los kilómetros recorridos.

Campa Uceda nos recibe con una actividad frenética. A todos los que bajamos andando se nos unen de nuevo todos los ciclistas que buscan su refrigerio para partir de nuevo para continuar su duro camino. Se trata de una mezcla se sensaciones entre ciclistas y andarines.

SOPLAO2017 (30)

Después de reponer liquido y alimento continuamos nuestro reto. Las fuerzas ya van flaqueando pero el espíritu continúa intacto. Desde el avituallamiento comenzamos a subir hasta situarnos a media ladera y adentrarnos en un precioso y mágico bosque de hayas bordeando varios valles del Parque Natural de Saja Besaya denominada Ruta de los Puentes. Bajo la capa de las ramas de estos enigmáticos árboles, cruzamos puentes de pequeños arroyos de montaña y contamos confidencias con nuestros compañeros de aventura. Es en estos momentos de dura pausa cuando surge la complicidad con ellos y una gran amistad comienza a forjarse.

Y después de varios kilómetros de paz y tranquilidad llegamos a La Cotera, donde, después de un pequeño avituallamiento liquido, comienza de nuevo la batalla. Se dan las últimas consignas y comenzamos a subir las duras y exigentes rampas camino del Toral. Quizás esta sea una de las partes más complicadas de toda la ruta con tres tramos con un desnivel bastante pronunciado.

SOPLAO2017 (16)

Y por fin llega lo que todos estábamos esperando. La ascensión al pico más emblemático de Los 10000 del Soplao, el Alto del Toral. La ascensión por antonomasia, la que todos soñamos ascender desde que comenzamos por la mañana. Y no defrauda…

P1020834

Una vez alcanzada la cima, te sientes el rey del mundo. La carrera está hecha y a partir de aquí todo es disfrute. El aire refresca el ambiente, y oxigena el espíritu ya colmado de logro. Las vistas a ambos lados del cordal son el regalo al esfuerzo realizado.

SOPLAO2017 (32)

Y al fondo, a la vista, la carpa en el Cueto del Arenal, que presume de esos “huevos con salchichas” prometidos al inicio. Esa meta parcial que es, a fin de cuentas, la esencia de nuestra marcha. Pues es punto de encuentro, de relax, de victoria, y, qué narices, porque tras 8 horas de caminata, sólo pensar en ellos ya es reconfortante.

Una exquisita comida compartida, cedida por los paisanos del pueblo, de cariz familiar, que da lugar a risas y vaciles (fruto quizás del vino que los acompaña). Y, al terminar, comienza “el inicio del fin”. Alguno comenta, que a partir de este momento, hay que disfrutar cada instante, pues esto se acaba y ha sido increíble. Otros dicen que no está todo hecho, y que hasta que no se vean abajo no se puede cantar victoria. Para algunos, este es el tramo más tedioso, pues las bajadas nunca son sencillas. Sea como sea, nos ponemos en marcha hacia la siguiente etapa. La senda desciende desde el monte donde hemos comido, relaja la pendiente, y nos ofrece de nuevo vistas de todos los pueblos de la zona, y del mar en el horizonte. Fácilmente se divisa el trazado que queda por recorrer, y, al fondo, el pueblo objetivo.

Estos últimos kilómetros son golosos para aquellos que disfrutan de las bajadas “al trote”, y para los que no, son suficientemente sencillos de abordar (nada comparado con el “precipicio” que bajamos a la mañana). Y a estas alturas se empieza a hacer resumen de la jornada, a ser conscientes de lo que uno puede llegar a alcanzar. A darse cuenta de cada momento sufrido y disfrutado, de las limitaciones, y también de las capacidades; un pequeño momento de meditación y encuentro con uno mismo.

Al fondo de la pista comienza el asfalto que nos emboca directos al pueblo vecino de Mazcuerras, que dista apenas 5 km de nuestro destino, donde los vecinos se vuelcan con los corredores. Desde aquí nos dirigimos al final, atravesando el bonito puente, que cruza el rio Saja.

SOPLAO2017 (29)

Saber que la entrada transcurre a través de la calle principal, que la gente espera deseosa de animarte y acompañarte en los últimos pasos, es de nuevo fuente de energía. El final del camino da pie a fotos del paisaje; también a observar el camino que casi medio día antes hemos recorrido, a hacernos conscientes del cansancio acumulado y a empezar a hacer balance de un “Soplao” más.

Y cuando por fin se toma el camino a meta, la adrenalina comienza a brotar y a vencer el cansancio. Los aplausos se vuelven música de fondo y la satisfacción comienza a llenarte por dentro.

SOPLAO2017 (35)

¡RETO CONSEGUIDO!

La satisfacción es completa y los abrazos con los compañeros de aventura que han estado a tu lado en todo momento durante los momentos difíciles, signo de que algo muy importante ha sido conseguido.

Sólo queda esperar al resto de compañeros que van entrando y felicitarles por logro obtenido. Todos y cada uno de ellos forman ya parte de nuestra gran hazaña por la que debemos sentirnos muy orgullosos.

¡Enhorabuena a todos los que nos embarcamos en esta gesta, amigos de La Senda de Arroyo y a Maru, compañera de ruta, del Club Montañeros de Pradoluengo!

20170521_112656

Ya en casa, tenemos esa extraña y a la vez placentera sensación de no saber qué decir. “Sin palabras”, que es al fin y al cabo lo que se dice cuando premia más el sentimiento que la capacidad de describirlo. 

Como epílogo, el entorno, la compañía y la predisposición a disfrutar. Como nudo: el feeling, la confianza, y el encuentro y descubrimiento de gente especial. Como final, no encontramos final. Un postre dulce de sensaciones increíbles, chupito de ánimos y copa de energía.  

Y “la segura certeza de que antes o después se volverán a encontrar”.

HUERTA DE VALORIA

Los alumnos de 4º de E.P, fueron de excursión de fin de curso a “La huerta de Valoria”. La experiencia fue muy gratificante y los alumnos pudieron realizar muchas actividades lúdico culturales que habitualmente no realizan en su entorno urbano.

Los alumnos/as pudieron disfrutar de actividades relacionadas con la apicultura, ganadería y agricultura, así como la realización de diversos juegos relacionados con ello.

La valoración ha sido muy positiva y los chavales quedaron muy contentos , conociendo otra forma de vida distinta a la suya.

Ruta por el desfiladero de las Xanas

El Desfiladero de las Xanas, también denominado el Pequeño Cares por su similitud con la ruta del Cares, es una corta e increíble senda en la Cordillera Cantábrica. La ruta discurre a media altura por un desfiladero de mas de 80 metros de profundidad formado por la erosión de la roca caliza por el arroyo de las Xanas durante miles de años.

xanas (2)

En la primera parte del trayecto lo que más llama la atención son los increíbles cortados junto con gran cantidad de vegetación como madroños, encinas o tejos. Por el camino encontramos túneles tallados en la roca y puentes de madera atravesando la corriente de agua.

xanas (13)

En la segunda parte del trayecto nos adentramos en un increíble bosque que prácticamente no deja ver la luz del sol. Estamos rodeados de avellanos, tilos, arces, robles o hayas, entre otra vegetación. Se trata de una sorprendente explosión de sensaciones para nuestros sentidos de la que nos cuesta mucho escapar. El río nos acompaña en todo nuestro camino con cascadas, saltos de agua y edificaciones derruidas de otra época, que provocan evocaciones a tiempos anteriores.

xanas (26)xanas (27)

Al salir del bosque, justo después de una subida escalonada, llegamos a la Ermita de San Antonio, justo antes de llegar al pueblo de Pedroveya, donde comeremos en Casa Generosa una de las mejores fabadas que se pueden degustar por estos lares.

xanas (28)

Después de un merecido homenaje gastronómico, emprendemos el regreso por la misma senda por la que hemos venido.

¡Que fantástica ruta!

Granja-escuela “La Era del Rey”

Los alumnos de 1º E.P. visitaron la granja escuela “La Era del Rey”, en Cubillas.

Aunque la lluvia y el viento nos acompañaron todo el día, los niños aprendieron muchas cosas sobre las plantas, visitando el huerto, y sobre los animales que había allí. También ordeñaron a la vaca Conchita, montaron en caballo y dieron de comer a las ovejas.

¡Se  lo pasaron  genial!

Ganadores del Concurso “Mi casa sostenible” de la Universidad de Valladolid

El pasado sábado día 6 de Mayo, dos grupos de alumnos de 1º ESO y dos de 1º de Bachillerato del Colegio Ntra. Sra. del Carmen se presentaron al concurso “Mi casa sostenible”, enmarcado dentro de la Feria de Ciencia Sostenible del Parque Científico de la Universidad de Valladolid, en el Campus Miguel Delibes.

Dicha feria, giraba en torno a unos stands, situados en el exterior del campus, donde estaban situados los proyectos y los alumnos que lo habían ejecutado. Durante el transcurso de la feria los equipos iban exponiéndolos a cualquiera que pasara a preguntar por ellos. En los edificios estaban organizados diferentes talleres, espectáculos y espacios interactivos, con horarios de mañana y de tarde, todos siguiendo la temática de sostenibilidad para acercar ciencia y tecnología a grandes y pequeños.  Alrededor de las 16h el jurado visitó los stands de los proyectos escolares y a las 19h fue la entrega de premios y la clausura de la feria.

¡Para el colegio ha sido todo un orgullo que dos de nuestros equipos hayan ganado 2 de los premios que otorgaba la universidad! Han sido los proyectos de 1º ESO “El pulmón de la ciudad“, ganador del premio al mejor presentado y en 1º de Bachillerato “Vivienda autosuficiente II“, ganador del premio al proyecto mejor ejecutado.

Los proyectos se han realizado con los profesores de Tecnología en 1º ESO, con Francisco Rodríguez Nieto y en Tecnología Industrial en 1º de Bachillerato con Noemí Navarrete Arias.

La relación de los alumnos pertenecientes a dichos proyectos sostenibles eran los siguientes:

1º ESO

UNA NUEVA VIDA: 

  • Lucía Manzanas Aller
  • Marta Sanz Cerro
  • Aurora del Alba Duval Leganés
  • Paula Fraile Gutiérrez
  • Yaiza García Arias
  • Mouna Lahmaidi
  • Paola Marcelina Márquez Villa
  • Ariadna Colías García

En este proyecto se hacía frente a la deforestación del Amazonas, con la consecuente disminución de especies en peligro de extinción. El equipo planteó una célula sostenible donde una vivienda se insertaba junto a un lago para recrear el hábitat necesario para la conservación de la especie nutria gigante; así como un huerto. En la vivienda destaca una cubierta vegetal inteligente, con panel solar y recogida de agua.

EL PULMÓN DE LA CIUDAD: 

  • Norai Benito Morán
  • Juan José Blanco Díaz
  • Lucas Fernández Valentín
  • Kleopatra Galinova Dimitrova
  • David Martín Sebastián
  • Raúl Rodríguez Sánchez
  • Nerea Vázquez Da Silva
  • Intissar Zidouh

Este equipo ha querido desarrollar un proyecto en  el barrio de las Delicias, donde las altas edificaciones y el denso tráfico adolecen de zonas de desahogo. Por ello han ubicado en la Calle Embajadores un conjunto de viviendas enterradas bajo un manto vegetal, en torno a un gran espacio verde público. En el proyecto destacan los sistemas de recogida de agua, como la “Warka Water Tower”.

bty

bty

1º BACHILLERATO

VIVIENDA AUTOSUFICIENTE I: 

  • Miguel Martín Zarzuelo
  • Sergio Álvaro Luis
  • Jorge Andrés Nieto
  • Miguel del Castillo Morejón
  • Adrián Escudero Bahillo
  • Pablo Rascón Moreno

VIVIENDA AUTOSUFICIENTE II:

  • Francisco Baz Rodríguez
  • Mario de la Calle Fernández
  • Youssef Es Sabery
  • Santiago Javier Rejas Peral
  • Raúl Zapata Flores
  • Adrián Ortiz Rosales

Ambos proyectos han consistido en la realización de una casa totalmente autosuficiente desde el punto de vista energético, utilizando únicamente energía renovables para autoabastecerse, como energía solar (placas solares térmicas y fotovoltaicas), eólica (instalando un aerogenerador) y geotérmica (con un sistema integrado a un circuito de suelo radiante, combinado con las placas solares térmicas).

bty

bty

Queremos desde aquí felicitar a todos los alumnos por la ilusión y el dedicación con que han hecho unos grandes trabajos y el tiempo que han empleado en hacerlos. Además por la asistencia a la feria y por explicar durante toda la mañana desde su stand sus proyectos a todo aquel que pasaba. También a todas las familias y a los profesores que han asistido al evento.

Los proyectos quedarán expuestos en la entrada del colegio a partir del martes 9 de Mayo, para todo aquel que quiera venir a verlos.

¡Enhorabuena Campeones!

 

Reportaje “La Liga de los Peque Recicladores”

En el siguiente vídeo podéis ver, a partir del minuto 1:15, el reportaje que Radio Televisión de Castilla y León grabó sobre nuestro colegio debido a la “La Liga de los Peque Recicladores”.

¡A seguir reciclando!

Game of Physics 4.0

El viernes por la tarde, los profesores Ángela y Arturo y alumnos de la casa de 3º de ESO del Colegio, al oír los tambores de guerra resonando para Physiscs League, armamos nuestro ejército y nos acercamos a la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valladolid.

Allí, de una forma amena y divertida, nos mostraron sus experimentos de Óptica, Termodinámica y Electromagnetismo.

Physics League es una asociación sin ánimo de lucro formada por alumnos de la facultad de Ciencias de Valladolid dedicada a la divulgación de la Física.

Laura, antigua alumna del colegio, con su experimento